Enoduero distingue a Alejandro Fernández como socio de honor

Convencidos del importante papel que ha tenido en la historia de la Denominación de Origen; la asociación enológica de la Ribera del Duero, Enoduero, ha distinguido a Alejandro Fernández como socio de honor, un reconocimiento que pone en valor a uno de los padres de la DO. “Era una asignatura pendiente”, destaca el presidente de Enoduero, José Nuño.
El que fue uno de los pioneros del nacimiento de la Ribera del Duero, derrochó simpatía en la gala de entrega que tuvo lugar ayer por la noche en el castillo de Peñafiel. “Yo a la gente siempre se lo digo, que beban vino que yo nunca me he puesto malo”, anima el fundador del Grupo Pesquera.
Agradecido por el galardón, Alejandro Fernández destacó la importancia de una zona vinícola que ha logrado estar hoy en todo el mundo. “Ribera tiene fama”, subraya sin perder de vista la apertura a los vinos blancos con la variedad autóctona, Albillo Mayor. “Nosotros llevamos dos años y va de maravilla”, anima mientras da un consejo a los enólogos de la Ribera. “Que sigan trabajando y haciendo las cosas como dios manda”. “Yo sigo con la ilusión intacta”, advierte.
Alejandro Fernández estuvo acompañado por su hija, la enóloga, Eva Fernández. “Para mi es todo un orgullo que los enólogos de la Ribera le hagan este reconocimiento”, agradeció Eva.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies