¿Por qué el granizo no afectó a la Ribera el pasado día 27 de agosto?

El pasado día 27 el granizo nos sorprendió con fuerza pero por suerte, lo hizo sin provocar daños reseñables. Aunque siempre puede haber alguna parcela afectada, en la generalidad vino bien a la Ribera del Duero. Y es que, al caer con agua abundante -como lo hizo el otro día con un promedio de 20 litros- la planta no suele tener problemas porque el agua al caer dobla las hojas hacia abajo y las protege.
Sin daños, la intensa lluvia ha llegado además en el mejor momento cuando empezábamos a tener problemas con la sequía por la escasez de agua. «Viene muy bien para equilibrar y homogeneizar el proceso de maduración”, explica el director técnico del Consejo Regulador, Agustín Alonso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies