Los hogares españoles incrementan su inversión en vino

Fuente: Alimarket.

Según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura (MAPA) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), los hogares españoles invirtieron 1.044,8 M€ en vino durante 2018, un 4% más que en 2017, año en que el valor cayó, y mejor dato de las últimas cinco campañas. Sin embargo, el volumen consumido disminuyó un leve 2,4% hasta los 361 Ml, al subir el precio medio un 6,6%, hasta los 2,89 €/litro, el más elevado registrado hasta la fecha.

El vino tranquilo con DO marcó en gran medida el crecimiento global en valor y ya supone el 56,3% de la inversión total destinada a vino en los hogares españoles, con 589 M€ (+4,9%). El volumen se mantiene relativamente estable, con 137 Ml (0,7%), el 38% del total de vino adquirido en alimentación.

Por su parte, el vino tranquilo sin DO ni IGP sigue liderando el consumo en hogares con 161,3 Ml, el 44,7% del total, pero un 7,5% menos que en 2017 y muy lejos de las cifras de décadas atrás: mientras el vino con DOP ha elevado consumo ostensiblemente en lo que va de siglo, el vino sin IGP ha cerrado en 2018 su volumen más reducido desde que tenemos datos. Sin embargo, su valor creció un 1,7% hasta los 221 M€, al subir su precio un 10% hasta los 1,37 €/litro, lo que supone un máximo histórico.

El año pasado ha sido catalogado como «espectacular» para los vinos con IGP, dado que según los datos del MAPA su consumo en el canal de alimentación aumentó en torno al 60%, hasta los 22,5 Ml y los 52,5 M€, con un precio medio que se mantuvo estable, con 2,33 €/litro (-1%).

En cambio, cae el consumo de Cava y espumosos con DOP, hasta los 23,8 Ml (-9,5%) y los 125,6 M€ (-6,6%), bajando por segundo año consecutivo tras el gran crecimiento obtenido en 2016. Su precio medio subió hasta los 5,29 €/litro (+3,2%), el segundo más elevado en lo que llevamos de siglo tras los 5,65 €/l de 2009.

Fuera ya estrictamente del vino, las bebidas elaboradas con vino, entre las que se incluyen sangrías, tintos de verano y vermuts, crecieron un 1,2% en valor durante el pasado año, hasta alcanzar los 112 M€, la mayor inversión desde que tenemos datos. Sin embargo, sus ventas cayeron un 4,6% en volumen hasta los 72 Ml, con precios que subieron un 6% hasta los 1,56 €/litro.

El vino blanco se encarece un 10%
En un análisis por los «colores de vino», los hogares españoles aumentaron su inversión tanto en tintos (+3,9%), como blancos (+8,5%) y rosados (+4,3%) con DO. El primero lideró claramente las compras con 438,5 M€, seguido de 131 M de blanco y 19,3 de rosado. Esta buena marcha en valor deriva de precios más elevados respecto a 2017, ya que en cambio en volumen, tanto tintos (-0,5% hasta los 100,2 Ml) como blancos (-1,4% hasta los 30,5 M) decayeron y los rosados experimentaron un ligero ascenso (+1% hasta los 6,14 M). El tinto sigue siendo el vino con DOP más caro, con un precio medio de 4,38 €/litro (+4,5%), si bien el blanco se le acerca al encarecerse un 10%, hasta los 4,29 €. El rosado sigue a cierta distancia, con 3,15 €/litro (+3,2%).

En vinos sin DO ni IGP, el vino blanco marcó en exclusiva el aumento global en valor al crecer un 17,3% hasta rozar los 80 M€, por sendos descensos del 5,4% para el tinto, hasta los 115,2 M, y del 3,3% para el rosado, hasta los 14,5 M. Las tres categorías cayeron, sin embargo, en volumen, más losrosados (-18%, hasta los 9,7 Ml) y tintos (-10% hasta los 86,7 M), que blancos (-1,3% hasta los 62,5 Ml). A diferencia de lo analizado para el vino con DO, el vino rosado muestra el precio más elevado en esta categoría, con 1,50 €/litro (+18%); le sigue el tinto, con 1,33 € (+5,2%), y el blanco, con 1,27 € (+19%).

Según datos del INFOVI, publicados por la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), la estimación del consumo total de vino en España se situó en 2018 en los 1.009 Ml, frente a los 1.080 M de 2017, incluyendo alimentación, horeca y otros canales. La misma fuente estima que en el interanual cerrado en mayho se habrían superado los 1.055 Ml.

Los españoles gastaron más que nunca en cerveza
En relación al consumo de otro tipo de bebidas en el canal de alimentación español, los datos del panel del MAPA muestran un descenso del 1,6% en el consumo de cerveza, hasta los 830,4 Ml, mientras que su valor creció un 2%, hasta los 1.048,8 M€, muy similar al destinado a vino, con un precio medio que subió un 3,7% hasta los 1,26 €/litro, el más elevado desde que tenemos datos. Los hogares españoles realizaron en 2018 su segundo mayor consumo de cerveza hasta la fecha, tras el récord alcanzado en 2017, si bien gastaron más que nunca al crecer por quinto año consecutivo.

Lejos de las cifras de vinos y cervezas, 2018 ha sido un año excepcional para la sidra en los hogares españoles, cuyo consumo aumentó un 22,8% en volumen y un 38,2% en valor, hasta los 16 Ml y los 36,4 M€. Es el mayor volumen registrado desde 1999 y la mayor inversión desde que tenemos datos oficiales, ya que el precio medio subió un 12,5% hasta los 2,28 €/litro, nunca antes alcanzado.

Finalmente, el consumo de bebidas espirituosas disminuyó por tercer año consecutivo, hasta situarse en los 33,4 Ml y en los 355 M€, un 1,4% inferior al realizado en 2017. El precio medio se mantuvo estable, con 10,65 €/litro. Es la menor cantidad adquirida de este tipo de bebidas en lo que va de siglo y el menor valor desde el año 2006.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies