Enoduero participa en un reportaje sobre el pedrisco en el Correo de Burgos- El Mundo CyL

Los seguros contra el pedrisco en la viña aumentan un 31% en Ribera
* La helada de abril de 2017 marcó la nueva tendencia en una DO que apenas asegura el 35,8%

Aunque estos días brille un sol espléndido, los viticultores de la Ribera del Duero saben bien que no hay que fiarse. En la retina de todos permanece aún implacable la imagen que dejó la madrugada del 28 de abril de 2017 cuando una helada histórica dejó a la Denominación de Origen sin el 50% de la cosecha. Según los datos facilitados por Agroseguro (la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados), los seguros contra el riesgo de pedrisco en primavera se han incrementado en la DO Ribera del Duero un 31% al pasar de las 6.338 hectáreas protegidas en 2016 a 8.305 en 2019.
Y eso que no están todas. “Con 23.151 hectáreas en la Denominación de Origen deberían ser muchas más”, apremia el presidente de la Asociación Enológica de la Ribera `Enoduero´, José Nuño, convencido de que un seguro es un coste necesario para cualquier viticultor. “Solo hay que ver cómo está el tiempo”, señala.
El crecimiento de la línea de Uva de Vinificación –la única que se contrató en la Ribera – ha sido paulatino con 33.721.060 kilos de uva asegurados en el plan 2016 (para la cosecha de 2017); 39.624.199 en el plan 2017, para la cosecha de 2018 (con 7.585 hectáreas); y con 44.904.338 kilos del plan de 2018 para la vendimia de 2019. Estos son los datos exactos en la Ribera del Duero, si tenemos en cuenta que el plazo para asegurar la cosecha 2019 expiró en Castilla y León el pasado martes 30 de abril.
Comunidad
Según las cifras que aporta la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, Asaja, en la última campaña se suscribieron en Castilla y León, 2.000 pólizas del seguro de uva de vinificación, con las que se cubrió aproximadamente 25.000 hectáreas de las 77.000 existentes en la Comunidad Autónoma.
A nivel nacional, Agroseguro realizó 30.000 pólizas que dieron cobertura a 450.940 hectáreas y a una producción de más de 3,1 millones de toneladas. “La adversa climatología registrada en 2018 situó la siniestralidad en más de 755 millones de euros, la mitad por pedrisco, con 1,4 millones de hectáreas afectadas, siendo el segundo peor año de la historia del seguro agrario, solo por detrás de 2012”, explican desde Agroseguro, al recordar que las producciones de uva de vino superaron los 58,5 millones de euros de siniestralidad por los daños causados en más de 130.000 hectáreas. “Castilla-La Mancha y Castilla y León fueron las comunidades autónomas más afectadas”, concretan.
Cobertura
Según explican en su página web, el sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. “Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se producen continuamente y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones”, defienden.
Y es que, una vez brotada la planta hay dos riesgos fundamentales: las heladas y el pedrisco. Si las primeras se pueden prever con algunas horas de margen, el pedrisco es un fenómeno impredecible. También es importante el tamaño de las piedras de hielo, que puede variar entre los 5 y los 50 centímetros y el estado vegetativo de la vid. “El problema llega cuando la planta ha brotado”, explica el director técnico del Consejo Regulador Ribera, Agustín Alonso, con la mirada puesta en el último pedrisco que cayó en una zona puntual de la Ribera hace tan solo 8 días. “Por suerte no provocó daños porque cayó con agua y las plantas no habían brotado”, señala consciente de que el riesgo real comienza ahora. “Es un momento muy delicado tanto por pedrisco como por heladas pero por ahora las previsiones son buenas”, tranquiliza a sabiendas de que en días muy despejados, como los de los últimos días, no se produce el efecto invernadero natural y hay mayor facilidad a que caigan las temperaturas.
Sequía
No se puede terminar el análisis sin hablar de la sequía. “Estamos en una situación delicada y aunque ha llovido algo, no es suficiente. Hace falta agua, sobre todo en esta época, que es cuando la planta necesita energía. Si no llega, pasará factura”, explica el presidente de Enoduero, José Nuño.
Desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, Asaja, recomiendan también asegurar las viñas. “Hay que dormir tranquilos”, señala el presidente de la organización agraria, Rafael Díaz.

Temor en Asaja ante un aumento del precio

El incremento en el número de seguros coincide con una propuesta de Agroseguro que según la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, Asaja, puede cambiarlo todo. Y es que, la subida de precios que ha planteado Agroseguro tiene en vilo a un sector que teme incrementos de hasta el 40%. “Al parecer, tras dos años de siniestralidad, a causa principalmente de las recurrentes heladas y pedriscos, Agroseguro quiere recomponer, y además con brevedad, las estadísticas que se emplean en los seguros y aunque no se especifica la tarifa resultante, se estima que implicaría, en el caso de la uva de vinificación, subidas de hasta un 40 por ciento en el precio que abona el agricultor”, advierten con preocupación porque “estos incrementos se trasladarían próximamente a otras líneas fundamentales para Castilla y León como la de cultivos herbáceos extensivos”.
ASAJA considera que aplicar estas subidas de precio “iría contra el sistema de seguros agrarios e incluso podría ponerlo en peligro”. “El elevado coste acabaría por alejar a una parte de los que ahora suscriben seguros; se rompería la solidaridad del sistema y finalmente se quedarían desamparados los que sufren más siniestros, siniestros que no olvidemos que obedecen a causas ajenas e inevitables”, argumentan con la esperanza de que Agroseguro sea razonable y la subida sea “mínima”. “Han sido campañas en las que han concurrido hechos excepcionales”, insisten.
Oposición
Tras comunicar su postura en el último Consejo Regional Agrario, Asaja se ha dirigido a Óscar Sayagués, presidente de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de Castilla y León, en su calidad de director de Producciones Agropecuarias de la Consejería de Agricultura y Ganadería, con el fin de lograr una oposición “frontal” de la Comunidad. “Hemos pedido que se convoque lo antes posible una reunión extraordinaria de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios para analizar el problema y consensuar medidas a seguir”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies