Vino y leche, los ‘perdedores’

Fuente: Lomejordelvinoderioja.com. ALBERTO GIL. 

El OeMV analiza la evolución de la compra de bebidas en los hogares en las tres últimas décadas: el vino es el mayor ‘sacrificado’ | Agua, refrescos, zumo y cerveza multiplican su consumo en los últimos 30 años

Contundentes, respecto al consumo de vino en España en los hogares, son las cifras que acaba de hacer públicas el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMV), que analiza los últimos treinta años del Panel de Alimentación que elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En este sentido, el consumo de vino en las casas de los españoles ha caído nada más y nada menos que el 67% durante las tres últimas décadas, mientras que el de agua envasada ha crecido el 424%, el de zumos se ha más que duplicado (104% de incremento), el de refrescos y gaseosas ha aumentado el 62% y el de cerveza ha mejorado también un 42%.

Únicamente otro producto, la leche, presenta una evolución claramente a la baja, en este caso con un descenso del 38,7%. Así las cosas, lo que se ha producido es una reorganización de las compras y consumos por bebidas, ya que se adquiere más ‘líquido’ en los hogares en la actualidad que hace treinta años (de 197 a 213 litros por persona al año, es decir, un aumento del 8,6%), aunque con dos grandes ‘perdedores’: vino y leche.

Concepto ‘saludable’

Entre los ganadores, está por supuesto el agua envasada (antes se tomaba más del grifo), seguida de los refrescos y, en menor medida, de cerveza y zumos. En este sentido, el OeMV advierte en su informe de que «el consumo de vino en España no compite exclusivamente contra la cervezas». «El panorama amplio del consumo de bebidas -continúa el informe en sus conclusiones- muestra una mejor evolución de bebidas frescas y agradables a buen precio, para las que el concepto de ‘saludable’ parece tener una importancia creciente entre los consumidores».

La ‘burbuja’ también es un factor importante entre los gustos de los hogares españoles, destaca el OeMV, ya que «la evolución de los zumos frente a los refrescos es inferior en esta escala histórica». «Marketing, comunicación, envases, precios y capacidad de distribución, entre otros, son también factores que influyen en esta evolución; pero el sabor, según los estudios realizados, es factor fundamental para explicarla», concluye el OeMV

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies