La Junta destina 250.000 euros para impulsar el enoturismo

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado a la Consejería de Cultura y Turismo la concesión de subvenciones por un importe total de 250.000 euros a las Rutas del vino de Ribera de Duero, Arribes del Duero, Rueda y Cigales para llevar a cabo acciones que impulsen el enoturismo.

Concretamente, acciones para mantener la certificación como Ruta del vino de España en los casos de Ribera de Duero, Rueda y Cigales y para conseguir la certificación como ruta del vino de España, en el caso de Arribes del Duero.

El Consejo de Gobierno ha autorizado la concesión, por parte de la Consejería de Cultura y Turismo, de varias subvenciones con un importe global de 250.000 euros, al consorcio Ruta del vino Ribera del Duero y a las Asociaciones de Ruta del vino Rueda y Cigales, así como a la Asociación ruta del vino Arribes del Duero para llevar a cabo acciones que impulse el enoturismo.

Concretamente, la subvención concedida al consorcio Ruta del vino Ribera de Duero será de 10.000 euros, y de 50.000 euros para las Asociaciones de Ruta del vino Rueda y Cigales, todas ellas como entes gestores de sus respectivas denominaciones de origen, con el objetivo de financiar las acciones englobadas dentro del Manual de Producto Rutas del vino de España para el mantenimiento de la certificación de la Ruta Vino de España.

Por su parte, la subvención a la Asociación Ruta del vino Arribes del Duero será de 50.000 euros, para financiar las acciones englobadas dentro del Manual de Producto elaborado por la Asociación Española de ciudades del Vino (ACEVIN) con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo, para la consecución de la certificación como marca Rutas del vino de España.

Rutas del Vino de España

Las Rutas del Vino de España son un producto turístico innovador, temático, cultural, gastronómico y de interior, que la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) ha desarrollado con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo.

Se basa en la integración de los recursos y servicios turísticos de interés de una zona vitivinícola, planteados desde la autenticidad y la vocación vivencial.

Es un producto que se asienta sobre una estrategia de desarrollo socioeconómico integral del territorio, de cooperación público-privada y de valorización de la identidad y cultura vitivinícola del destino. La viticultura es el eje temático de este producto y el turista lo percibe durante todas las etapas de su viaje y en cualquier componente de la cadena de valor turística que constituye la Ruta.

La Ruta del Vino debe integrar los recursos y oferta turística del destino y adaptarlos como complemento al eje temático cultura del vino. La Ruta del Vino deberá, por tanto, tener un alto valor enológico y turístico y contará con componentes como el número de bodegas que integran la ruta, una amplia variedad de establecimientos de restauración, establecimientos de alojamiento y de productos enológicos.

El Ente Gestor es un órgano representativo y participativo, responsable de la planificación y gestión de la ruta y encargado de su gestión operativa, que cuenta con personalidad jurídica propia y reglamento interno de funcionamiento en consonancia con las normas de producto establecidas en el sistema Rutas del Vino de España’. El ámbito del Ente Gestor abarcará toda la Ruta del Vino, a nivel producto, componente, sector e individual.

Sistema de Certificación

La Secretaria General de Turismo y ACEVIN, a efectos promocionales, han desarrollado un sistema de certificación que regula la evaluación del cumplimiento de los requisitos establecidos por parte de las Rutas de Vino que los soliciten, para que de esta manera puedan demostrar su competitividad y niveles de calidad. De esta forma, podrán obtener la marca Rutas del Vino de España, beneficiándose de las campañas de promoción que promuevan estas instituciones para este producto turístico.

Este sistema de certificación Rutas del Vino de España es un conjunto de procedimientos a partir del cual una Ruta del Vino acredita periódicamente el cumplimiento de las Normas de Producto que establece el Manual de Producto Rutas del Vino de España y, en consecuencia, obtiene el derecho de uso de la marca Rutas del Vino de España.

La certificación se otorga por un período de dos años. Los criterios para conseguir la renovación de la acreditación son los mismos que los planteados para la certificación inicial, basados en el cumplimiento por los miembros asociados a la Ruta de unos estándares de calidad recogidos en el Manual de Producto Rutas del Vino de España. La adhesión continuada de nuevos miembros a la Ruta hace necesaria la actualización del cumplimiento de dichos criterios. Así, de esta forma deben plantearse la señalización de los nuevos establecimientos asociados o la integración de éstos en las redes de comercialización planteadas desde la Ruta del Vino o en el material promocional generado.

Los criterios que definen los distintos componentes de la Ruta del Vino dentro del Manual de Producto han sido desglosados en subcriterios, para facilitar su evaluación por parte del Ente Gestor de la ruta, los auditores externos y los propios directivos de los establecimientos adheridos a la ruta.

Fuente: El mirón de Soria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies